¡Regístrate en nuestra Newsletter!

Regístrate en nuestra Newsletter y recibe nuestras últimas ofertas y novedades

acné Tag

Segle Clinical / Posts tagged "acné"

Exfoliación, peeling ¿Qué son y para qué sirven?

Exfoliación, peeling… ¿Qué son y para qué sirven?

La palabra inglesa peeling significa descamación, exfoliación, eliminación mediante arrastre físico, de las células muertas de la capa más superficial de la piel (el estrato córneo), que normalmente quedan depositadas junto con otras partículas como impurezas, restos de cosméticos. suciedad, etc.

La exfoliación debería integrarse dentro de nuestra rutina de higiene facial, desde la adolescencia, cuando la piel empieza a segregar mucha más grasa y empiezan a taparse los poros, apareciendo el acné, comedones o puntos negros. Y realmente no hay una edad final en la que tengamos que parar de exfoliarnos si deseamos que nuestra piel luzca más lisa, joven y luminosa.

Además podemos exfoliar la piel de casi prácticamente todo nuestro cuerpo, excepto la zona del contorno de ojos y la íntima. Lo único es que la piel del cuerpo es mucho más gruesa que la de la cara, con lo que el tamaño de partículas de nuestro exfoliante será diferente.

Tipos de exfoliantes

Para realizar este proceso de renovación celular existen tres tipos de exfoliación según el tipo de piel, sus necesidades y en qué capa de piel acceden. Podemos distinguir entre:

Exfoliación o Scrub (físico): El exfoliante actúa en las capas más superficiales de la piel para eliminar células muertas, retexturizar, desobstruir poros, facilitar la penetración de otros tratamientos.

Peeling: Actúa en capas más profundas. Sirve para regenerar las células y estimular la producción de colágeno. Al actuar más profundamente también consigue reducir manchas y arrugas. Su efecto es más antiaging. Hay dos tipos de peeling:

Peeling químico: Utiliza alfa-hidroxiácidos de pequeño tamaño, que penetran más fácil y profundamente en la piel y en una concentración elevada.

Peeling enzimático: Para pieles más sensibles, utiliza enzimas como la papaína.

Exfoliación, peeling mecánico o scrub

Cuando hablamos de exfoliación nos referimos sólo a la eliminación de las capas de la superficie epidérmica. Con ella conseguimos afinar la piel, retexturizarla, desobstruir poros y activar la circulación. Los resultados son una piel más suave y  luminosa y preparada para que los tratamientos que apliquemos a continuación penetren mucho mejor.

Los exfoliantes suelen estar formados por pequeñas partículas abrasivas formadas por gránulos o cristales muy pequeños dentro de un gel, crema o tensioactivo que forma espuma (entonces se llama scrub) y que lleva también principios seborreguladores, calmantes, hidratantes, etc.

Las pequeñas partículas que componen los exfoliantes suelen ser de diferentes materiales: sintéticos (bolitas de polietileno) o naturales como microcristales de minerales, o  de semillas o polvos de melocotón, uva, albaricoque, avellana, nuez e incluso las arcillas.

Credit Tony Cenicola/The New York Times

 

Ojo con los microplásticos y el medio ambiente

La preocupación por  el uso de microplásticos  en cosméticos, detergentes o dentríficos y su impacto en el fondo de nuestros mares y océanos, ha hecho que la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA) haya preparado en 2019 un proyecto ley  para prohibir el uso de estos materiales. Según la ECHA entre 10.000 y 50.000 toneladas de microplásticos se lanzan al mar anualmente y éstos son imposibles de eliminar y duran miles de años. Estos alarmantes datos, hacen que sea de vital importancia cambiar a exfoliantes de origen natural que no dañen el medio ambiente. Desde Segle Clinical os animamos que probéis nuestro Exfoliante Volcánica Suave que contiene microcristales de lava volcánica, totalmente eco-friendly con el medio ambiente.

¿Cómo aplicar tu exfoliante?

Normalmente los exfoliantes se aplican sobre la piel (seca o húmeda), mediante movimientos circulares. Y posteriormente se eliminan aclarando la piel con agua templada. La frecuencia de aplicación depende del tipo de piel: de una a dos veces por semana en caso de pieles grasas a mixtas, una vez por semana o cada dos semanas en caso de pieles secas. Si hablamos de pieles muy sensibles o reactivas o que padezcan cuperosis o algún tipo de dermatitis deberíamos olvidarnos de las exfoliaciones  y optar por otro tipo de tratamiento cosmético como las mascarillas.

Segle Clinical Exfoliante Volcánica Suave

 

La Crema Exfoliante Suave mejora el aspecto de la piel eliminando las células muertas e impurezas y el exceso de grasa, a la vez que estimula la renovación celular. Aporta, además, luminosidad a pieles apagadas o desvitalizadas. La piel queda suave y radiante y preparada para tratamientos posteriores.

¿Cómo utilizar la Crema Exfoliante Volcánica Suave?

Se debe aplicar sobre la piel seca, realizando suaves movimientos circulares. Al finalizar se debe aclarar con agua abundante. Puede usarse 1-2 veces por semana. La crema exfoliante es ideal para pieles normales-mixtas-grasas o para aportar luminosidad a las pieles apagadas. No aconsejamos utilizar la Exfoliante Volcánica Suave en casos de acné inflamatorio o con pústulas, cuperosis o arañas vasculares.

¿Cuáles son sus componentes?

-Microcristales de lava volcánica.

-Alantoína. Cicatrizante, estimula la regeneración natural de la piel, acelerando el crecimiento del tejido sano.

-Vitamina E. Antioxidante, mejora la flexibilidad de la piel.

-Alfa Bisabolol. Activo del aceite esencial de la flor de manzanilla. Tiene propiedades calmantes, antiirritantes, antiinflamatorias.

¿Lo quieres probar? 😉

Peeling químico

El peeling químico trabaja en niveles más profundos de la epidermis. Como he comentado antes estimula la regeneración de las células y la formación de colágeno. Por eso tiene más actividad antiedad ya que es capaz de atenuar arrugas y manchas. Su acción, evidentemente no es manual (por frotado), sino que es química: se deja el producto actuar durante un tiempo sobre la piel y luego se retira.

Los activos que más se utilizan en los peelings son los alfa-hidroxiácidos en altas concentraciones

(alrededor del 20%) que por su pequeño tamaño son capaces de penetrar más profundamente. Los ácidos más utilizados suelen ser el ácido glicólico, cítrico, ferúlico, pirúvico, láctico,salicílico, mandélico o retinoico.

Son tratamientos que se pueden realizar  varias veces al año, en las épocas de menor exposición solar. Normalmente los tratamientos se aplican una vez a la semana durante 3 a 5 semanas. Son ideales como complemento antiedad para renovar la piel y darle luminosidad así como reducir arrugas y manchas o para tratar pieles más jóvenes con problemas de imperfecciones o marcas de acné.

Siempre que nos hagamos un peeling hay que usar un fotoprotector solar durante el día, pues la piel se vuelve más fina y está menos protegida, por lo que hay más probabilidad de aparición de manchas. También es muy recomendable realizar una prueba de tolerancia 24 horas antes de utilizarlo. Recordad que debemos aplicarlo con la piel limpia previamente y que siempre evitaremos el contorno de ojos.

Segle Clinical Glicolmix Solución

La solución Glicolmix se caracteriza por tener componentes que detoxifican, limpian la piel en profundidad, suavizan las arrugas y ayudan a eliminar las manchas unificando el tono de la piel. Si quieres conocer todo sobre los peelings químicos y los alfa-hidroxiácidos no te pierdas nuestro anterior post.

Segle Clinical Glicolmix solución