¡Regístrate en nuestra Newsletter!

Regístrate en nuestra Newsletter y recibe nuestras últimas ofertas y novedades

Ácido Hialurónico Tag

Segle Clinical / Posts tagged "Ácido Hialurónico"

Las causas externas del envejecimiento prematuro

La radiación solar es uno de los factores que acelera el envejecimiento de la piel, pero no el único. Conoce todas las causas y aprende a prevenirlo usando cosméticos antioxidantes y antipolución como Skin Factor y la ampollas Antiox3 durante todo el año. 

 

¿Por qué usar antioxidantes todo el año? 

El envejecimiento es un proceso natural, pero hay una serie de factores que pueden acelerarlo. De hecho ahora sabemos que las causas genéticas sólo determinan un 25% del envejecimiento; el 75% restante es debido a causas o agentes externos que incrementan la producción de radicales libres dando lugar a un envejecimiento prematuro, y éstos son los que tenemos que evitar. 

En 2005, Christpher P. Wild, director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, determinó cuáles son los factores implicados directamente en el envejecimiento: la radiación solar, la polución, el tabaco, la temperatura, la nutrición, el estrés, la falta de sueño y el uso de cosméticos con ingredientes dañinos. Además acuñó el término exposoma, que es la suma de la exposición de una persona a estos agentes a lo largo de su vida. A mayor exposoma, mayor envejecimiento. 

En la piel, el aging se manifiesta con signos como la deshidratación intensa, arrugas profundas, pérdida de firmeza y elasticidad, tono opaco y amarillento, o manchas y pigmentaciones irregulares. Prevenir es siempre mejor que tratar, por eso conocer los factores es esencial para  evitar el envejecimiento prematuro.

 

Radiación solar

Tanto los rayos de luz visible (VIS) como la radiación ultravioleta (UVA y UVB) y los infrarrojos (IR) impactan sobre la piel provocando el temido fotoenvejecimiento, que consiste en la degradación de la matriz extracelular de la piel, provocando la reducción de la síntesis de moléculas como el colágeno o elastina (por eso produce arrugas y falta de firmeza y elasticidad). Además, produce las temidas manchas o alteraciones en la pigmentación de la piel. Por eso se hace tanto hincapié en usar fotoprotección, aunque “no haga sol” y durante todo el año. De hecho, hay estudios que evidencian que las personas que no utilizan fotoprotección solar diaria envejecen un 24% más que aquellas que sí lo utilizan. 

 

Polución

La piel es porosa, y por eso puede captar las partículas contaminantes finas que hay en la atmósfera, como sulfatos, nitratos, carbón, hidrocarburos, metales pesados o gases. Además la polución también se relaciona con la deshidratación, irritabilidad y alergias, ya que estas sustancias tóxicas afectan a la barrera protectora natural de la piel (microbiota cutánea). Es por ello que la cosmética antipolución es una tendencia: nace de una necesidad, especialmente de las personas que viven en ciudades. 

Los otros factores ambientales son el tabaco, que provoca una gran cantidad de radicales libres (estrés oxidativo)  simplemente por estar expuesto al humo, y la temperaturas extremas, que afectan sobre todo a manos, cara y escote, produciendo sobre todo deshidratación profunda. , arrugas, irregularidades en el tono de la piel, falta de luminosidad (la famosa piel apagada) y falta de elasticidad y firmeza (por disminuir la síntesis de los fibroblastos que son las fábricas de colágeno y elastina de la piel).

 

Nutrición

Evidentemente lo que consumimos también afecta a nuestras células, y es quizás donde más evidencia científica encontramos. Una dieta rica en frutas y verduras puede retrasar el envejecimiento, por su alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales, así como los alimentos ricos en Omega 3. Por contra, la “comida basura” o un exceso de alcohol, azúcares, lácteos y carnes rojas, acelera la oxidación celular (envejecimiento) y existe una tendencia al acné y problemas inflamatorios. 

 

El estrés y la falta de sueño

Cuando tenemos estrés nuestro cuerpo fabrica la hormona cortisol, que causa deshidratación profunda en la piel y disminuye su barrera protectora. Además, el estrés crónico afecta al correcto funcionamiento del sistema inmune y daña el ADN celular: factores vinculados con el envejecimiento y con problemas inflamatorios como la dermatitis o la rosácea. A la vez, la falta de sueño implica menor capacidad de las células para repararse. 

 

Como ves, estamos expuestos constantemente -no sólo en verano-, así que si queremos evitar envejecimiento prematuro, debemos protegernos siempre. La buena noticia es que muchos factores son hábitos de estilo de vida, y por lo tanto podemos evitarlos o gestionarlos mejor. Además, también nos ayudará a prevenir muchas enfermedades. Para compensar el resto, la protección solar y los antioxidantes son la mejor opción, tanto por vía oral (en otro post detallaremos los alimentos y nutrientes más antioxidantes!) como por vía tópica. A continuación encontrarás los cosmecéuticos que te recomendamos para protegerte. 

 

Cosméticos antioxidantes

Skin Factor: antiedad, antioxidante, antipolución 

El sérum Skin Factor es un tratamiento antiedad global para protegernos del envejecimiento acelerado, especialmente por la polución. Su fórmula contiene activos biotecnológicos vehiculizados en formas farmacéuticas más evolucionadas, que presentan efecto de liberación sostenida en el tiempo para una protección eficaz durante todo el día:

 

  • Factores de crecimiento epidérmicos, con grandes propiedades regeneradoras, restauradoras y antioxidantes. Restaura las pieles más sensibles y dañadas, revitaliza y fortalece la piel y mejora su elasticidad. En combinación con Ácido Hialurónico atenúa las arrugas, tanto en volumen como en profundidad.    
  • Zirhafirm®: promueve la actividad de los fibroblastos, que son las células que fabrican el colágeno y la elastina. También mejora la estructura y la cohesión entre las capas de la epidermis y la dermis, consiguiendo un efecto reafirmante y remodelador del óvalo facial.
  • Vitamina E: Antioxidante por excelencia en cosmética. Protege las membranas celulares de los radicales libres (causados por los factores que hemos visto, como la polución).
  • Ácido Hialurónico y colágeno marino: hidratan y protegen la piel, y aumentan la elasticidad y firmeza.

 

Combinado con la crema Skin Factor potencia su efecto antioxidante e hidratante, y se convierte en un tratamiento calmante y antiinflamatiorio para la piel al sumar activos como la secreción de baba de caracol, el silicio orgánico, zinc o la manteca de karité.

 

Ampollas Antiox3: triple poder Antioxidante

Su poder antioxidante, anti-radicales libres es debido a:

  • Vitamina C pura al 15% con acción despigmentante y aclarante de las manchas, ilumina y unifica el tono de la piel.
  • Vitamina E
  • Resveratrol, un activo procedente de la uva que tiene potentes antioxidantes que protegen a las células de la piel de los radicales libres.

 Además tiene una alta concentración de proteoglicanos vegetales que aportan elasticidad e hidratación a la piel, mejorando su luminosidad y firmeza.

 

¿Qué es un booster? El recuperador intensivo para la piel

¿Qué es un booster? ¿Cómo y cuándo usarlo? Te lo explicamos con Glicano Skin: un booster de hidratación, firmeza y elasticidad.

 

En cosmética, un booster es un acelerador, un recuperador intensivo o potenciador de la acción de otros cosméticos. 

Se trata de productos -normalmente con textura sérum- con una concentración mucho más alta de activos y nutrientes clave para la piel, y por lo tanto con una potencia mayor de tratamiento. Pueden ser tratamientos intensivos antiedad, hidratantes, detox, antimanchas… 

 

¿Cuándo usar un booster?

Del mismo modo que tomamos suplementos nutricionales cuando nos sentimos cansados o nuestro cuerpo tiene una necesidad específica, podemos usar un booster para revitalizar nuestra piel y recuperarla en momentos especiales: como después de la exposición solar o los cambios hormonales, o bien para mitigar el efecto de la contaminación en entornos urbanos o del estrés. 

Otoño, por ejemplo, es un momento en que solemos llegar con una piel deshidratada debido a las altas temperaturas y el daño de los rayos UV. Es uno de los momentos en que recomendamos usar nuestro booster Glicano Skin como tratamiento intensivo de hidratación, firmeza y elasticidad. 

 

Glicano Skin: booster de hidratación y firmeza

Glicano Skin es un recuperador intensivo de hidratación, firmeza y elasticidad. Un sérum con activos biotecnológicos en altas concentraciones pensado como una cura en momentos en que la piel está seca y desvitalizada. Un boost de salud con resultados visibles. Descubre sus activos: 

 

B-Glucan Complex
Glicanos vegetales que ativan el sistema inmune y regeneran las células de la piel. El resultado es un gran poder antiarrugas, hidratante, iluminador. Aporta firmeza y elasticidad a la piel.

Complejo Hyaluron/N-Acetil-glucosamina-fosfato
Este innovador complejo tiene un gran poder regenerador y redensificante: reactiva la formación de ácido hialurónico,  tanto por las células de la epidermis como las de la dermis, a parte de y glicosaminoglicanos (GAG’s) en dermis, promoviendo la unión entre estas dos capas y mejorando notablemente la firmeza y elasticidad de la piel.

Péptidos protectores de ADN
Complejo de crono-péptidos  de levadura y soja que evita y reduce el daño en el ADN de las células previniendo el envejecimiento celular.

Ácido Hialurónico de distintos pesos moleculares para actuar tanto en la superficie como en profundidad: hidrata, rellena arrugas, devuelve a la piel la elasticidad y firmeza.

Isoflavonas de soja que stimulan la activación de los fibroblastos: las células que producen colágeno y elastina, incrementando así la firmeza y elasticidad de la piel.

Aloe Vera, con grandes cualidades hidratantes, regenerantes y antioxidantes. Calma y suaviza. ¡No subestimes el poder de esta planta!

¿Cómo se aplica el booster

El booster se aplica por la mañana y por la noche (aprovechando las horas en las que el tejido cutáneo tiene mayor capacidad de renovación), con la piel del rostro limpia. Después puede aplicarse un sérum o una crema. 

También puede mezclarse con otro sérum para potenciar o combinar sus efectos, haciendo así una cosmética más personalizada a las necesidades de la piel en cada momento.