Protegerte empieza por tu piel

Nuestra piel es el órgano encargado de protegernos del medio en que vivimos. La capa más externa, la epidermis, es la encargada de la llamada función barrera de la piel. Sus principales funciones son evitar la pérdida de agua (lo cual nos permite regular la temperatura corporal) y prevenir las infecciones, ya que es el primer obstáculo que se encuentran los microorganismos al acceder a nuestro cuerpo.

La epidermis está formada por unas células estructuradas en capas llamadas queratinocitos (que deben su nombre al contenido en queratina, famosa proteína que forma parte del pelo y uñas). Cuando los queratinocitos mueren se acumulan en la capa más externa de la piel, la capa córnea, que se va renovando continuamente, en forma de descamación. Los queratinocitos de la capa córnea están unidos entre sí mediante diferentes lípidos como el colesterol, ceramidas, ácido grasos como linoleico o linolénico. Estas grasas son las que forman el manto lípidico, que impide que el agua transepidérmica, que necesitan las células, se pierda.

Como ves nuestra piel es sabia y funciona como un órgano de defensa primaria. Sin embargo, su función barrera natural a menudo se ve afectada por diferentes factores. Algunos de los más importantes son las partículas de contaminación, el exceso de lavados (de estos días), y como siempre: el estrés (los cuales además son causas del envejecimiento prematuro de la piel).

Cuando se altera la barrera cutánea, la piel sufre deshidratación e irritación, y se vuelve más vulnerable, se altera la respuesta inmune y se enlentecen los procesos de cicatricación de heridas, incluso pueden empeorar afecciones inflamatorias como la rosácea, eczemas, dermatitis, etc. Además, la alteración de la barrera epidérmica es una vía abierta a agentes externos y favorece la aparición de alergias. 

Por todo esto decimos que protegerse empieza la piel, por ayudarla a mantener sus capacidades defensivas intactas. Y para hacerlo hemos diseñado un protocolo básico basado en tres acciones: limpieza, prevención y regeneración. Descubre los productos que tu piel necesita para poder hacer su bien su trabajo. 

1. LIMPIEZA

Una buena limpieza diaria de la piel con ingredientes suaves, no irritantes, es fundamental para eliminar los restos de contaminación, la grasa, el maquillaje y las células muertas de la superficie para ayudar a la renovación celular y mantener una piel equilibrada, que preserve su estructura y función barrera en perfecto estado. 


Te recomendamos: Espuma Limpiadora Antipolución 

La Espuma limpiadora Antipolución de Segle Clinical con ingredientes naturales como el aceite de la flor de la manzanilla, limpia y purifica la piel sin resecarla, gracias a la acción hidratante y suavizante del ácido hialurónico y el pantenol.

Con un activo antipolución PM 2,5, patente de biotecnología azul inspirada en la naturaleza que proporciona un escudo anti-adhesión y facilita el arrastre de las partículas más finas. 

Resultado: Piel luminosa y saludable, a la vez que previene la irritación y el envejecimiento prematuro inducidos por la contaminación.

USO: Aplicar mañana y noche en la piel, previamente humedecida, extendiéndola con un suave masaje. Retirar con abundante agua.

¿Quieres saber más sobre su efecto antipolución? Descúbrelo aquí

COMPRAR 

 

 

2.PREVENCIÓN

En estos momentos el estrés se ha convertido en una constante de nuestra vida diaria. La piel responde con la liberación de hormonas como el cortisol que debilita nuestro sistema inmune y genera radicales libres, que son uno de los factores más importantes del envejecimiento prematuro de la piel y alteran la barrera cutánea. La piel se vuelve más sensible y reactiva y provocan deshidratación, la aparición de arrugas y la disminución de la firmeza y elasticidad de la piel.

Recomendamos sérum Vital C

El Sérum Vital C de Segle Clinical combina el gran poder antioxidante de la Vitamina C junto a un novedoso y patentado activo antiestrés a base de extracto de algas verdes, que reduce los niveles de cortisol en la piel. Vital C es apto para todo tipo de pieles y edades. 

Resultado: Previene el daño oxidativo causado por los rayos UV, la polución y el estrés. Con efecto antiarrugas, combate el aspecto cansado, ilumina y unifica el tono de la piel.

+20% Luminosidad en la piel. Unifica el tono de piel

+20% Reducción de arrugas

+29% Regeneración de la barrera cutánea

COMPRAR

3.REGENERACIÓN

Por otro lado, en Segle Clinical buscamos reparar el daño en la piel causado por los radicales libres producidos por agresiones externas como la radiación solar, la contaminación, polución, el estrés o el uso continuado de la mascarilla. Nuestros activos trabajan en la piel para que las células sean capaces de contrarrestar estas agresiones y regenerarse.

Recomendamos Skin Factor sérum + crema

Skin Factor contiene Factores de Crecimiento Epidérmico cuya función es la reparación de los tejidos y heridas, favoreciendo la regeneración celular y la síntesis de colágeno y elastina. Repara la piel, refuerza la función barrera, reduce la sensibilidad y la irritación. Contiene Vitamina E con gran poder antioxidante y antipolución.

USO: Aplicar 3-4 gotas del Sérum Skin Factor mañana y noche en la piel limpia del rostro. Posteriormente aplicar la crema Skin Factor para aquellas pieles más secas.

+100% Regeneración heridas epidermis

+41% Síntesis Ácido hialurónico

+123% Contenido en colágeno nuevo

+45% Incremento elastina

COMPRAR

 

 

 

Ahora más que nunca, ayuda a tu piel a protegerte. Descubre más sobre los productos en nuestras redes sociales y apúntate a nuestra newsletter! Y si tienes alguna duda estaremos encantados de ayudarte.