¡Regístrate en nuestra Newsletter!

Regístrate en nuestra Newsletter y recibe nuestras últimas ofertas y novedades

Ingredientes Activos

DMAE

El DMAE es un componente básico del neurotransmisor acetilcolina. Al igual que otros neurotransmisores la acetilcolina permite un nervio a comunicarse con otro nervio o por un nervio a comunicarse con un músculo.

Los estudios también han demostrado que el DMAE actúa como un antioxidante al estabilizar las membranas celulares y protegiéndolas del daño de los radicales libres. Al aumentar los niveles de DMAE en nuestro cuerpo, podemos pensar más claramente y conseguir un mayor tono muscular en el rostro y el cuerpo.

Numerosos estudios han demostrado que la aplicación tópica de DMAE aumenta la firmeza y el tono de la piel. El DMAE también mejora la elasticidad de la piel y la luminosidad, lo que ayuda a disminuir la apariencia de líneas y arrugas mientras ilumina la piel y minimiza las imperfecciones.

Muchos científicos e investigadores en el campo de la dermatología están estudiando este nutriente , y sus descubrimientos validan lo que conozco desde hace décadas: el DMAE tiene un papel único e importante como un tratamiento seguro y efectivo para ayudar a retrasar o revertir la apariencia de la piel envejecida.

DMAE y el tono muscular

A medida que envejecemos, nuestros niveles de acetilcolina disminuyen, lo que resulta en un tono muscular reducido. Los músculos en lugar de mantenerse cortos y tensos, se alargan y se relajan, lo que resulta en flacidez en el rostro y el cuerpo. La manera de mejorar el tono muscular es aumentar los niveles de acetilcolina, y una de las mejores maneras de hacer esto es mediante la introducción del DMAE adicional en nuestro sistema.

Zirhafirm®

Los efectos del paso de los años se van haciendo evidentes en la piel. Por causa del envejecimiento y debido a diferentes factores externos como la contaminación o la exposición al sol, la piel pierde su grosor, fabrica menos proteínas estructurales como la elastina y colágeno y en general se deteriora su capacidad biomecánica para mantener la elasticidad y firmeza.

Es en ese momento, cuando se empiezan a expresar en el exterior, estos cambios internos y aparecen las arrugas o la flacidez del óvalo facial.

Para contrarrestar estos efectos adversos, se debe conseguir recuperar y/o mantener el buen estado de los principales elementos estructurales de la piel como son la unión entre la epidermis y la dermis, que son las que le confieren firmeza y resistencia.

Zirhafirm® está compuesto por una combinación de fitoesteroles del extracto de la raíz de Maral y derivados triterpénicos de Zizyphus spinosa,

Los activos de Zirhafirm® actúan sinérgicamente mejorando la cohesión de las diferentes capas de la epidermis que recuperan y mantienen la firmeza y elasticidad de la piel. En concreto, actúan sobre queratinocitos y fibroblastos incentivando la producción de los componentes de la unión entre epidermis y dermis, principalmente el colágeno y evitando su degradación.

Esta reestructuración cutánea repercute positivamente en las propiedades biomecánicas de la piel como son la firmeza y la elasticidad. Como resultado consigue luchar contra la flacidez del óvalo facial y mantener la firmeza de la piel.