Summer Rescue: la rutina para recuperar tu piel después del verano

Devuelve la luminosidad, textura y tono a tu piel


El verano suele dejar huella en nuestra memoria, pero también en nuestra piel. Por ello es esencial seguir una rutina para recuperarse del daño asociado a la radiación solar y la deshidratación, devolviendo su luminosidad y textura. En Segle Clinical hemos creado un tratamiento de choque para conseguirlo con la máxima eficacia. Pero antes, te contamos porqué es necesario:

 

Los efectos del verano en la piel

¿Por qué la piel se ve apagada y desvitalizada? El sol es esencial para la vida, pero la exposición a los rayos UVB y UVA es también una de las causas principales del fotoenvejecimiento: el deterioro prematuro de la piel que tiene como principales signos las arrugas, falta de firmeza y manchas que aparecen o se acentúan. 

Además, delante de la agresión que supone el sol, la piel responde aumentando el estrato córneo, la capa más externa de la epidermis, compuesta de diversas subcapas de células muertas. Este engrosamiento de la piel nos da un aspecto apagado, con textura rugosa y mate. 

Esta piel además tiene una mayor tendencia a la deshidratación porque pierde capacidad de retener agua, que se suma a la sequedad producida por el calor y otros factores típicos del verano como el cloro, la sal o los aires acondicionados. 

 

Summer Rescue

Es momento de dar a la piel un tratamiento de choque, y para hacerlo hemos creado una rutina combinando tres sérums ultraconcentrados con algunos de los activos más transformadores, como la vitamina C al 15%, factores de crecimiento epidérmicos, ácido glicólico y ácido hialurónico.

Este ritual además de ser una inyección renovadora post-verano, es también un tratamiento antiaging ideal para combatir los efectos del estrés y la polución en la vida diaria, manteniendo la función barrera de la piel intacta y retrasando el envejecimiento. Es decir, es ideal para la vuelta a la rutina, y si lo sigues usando, notarás más cambios en tu piel a largo plazo: una piel saludable, firme y jugosa, ese glow de juventud que todos buscamos. 

 

El tratamiento paso a paso:

 

1. Vital C

Esta fórmula combina el poder de la Vitamina C con un innovador activo antiestrés a base de algas verdes que contrarresta los efectos del estrés en la piel, como el aspecto cansado, ojeras o falta de luminosidad. Una inyección antioxidante para combatir los radicales libres por el sol del verano y prevenir los del estrés y la polución de la vuelta a la rutina. 

Aplícalo a diario por las mañanas sobre la piel limpia y seca y masajea suavemente hasta su completa absorción. Después, siempre aplica protección solar.

 

2. Skin Factor

Un booster regenerador para reparar los daños del fotoenvejecimiento y el uso de la mascarilla gracias a los factores de crecimiento epidérmicos, que activa la renovación celular. Reduce arrugas de expresión, mejora la firmeza y la textura. Con ácido hialurónico y colágeno marino para una hidratación profunda y vitamina E como antioxidante para la protección celular 

Aplícalo cada noche sobre la piel limpia y seca en rostro, cuello y escote. Masajea hasta su completa absorción.

 

3. Glicolmix

 

Glicolmix es una solución exfoliante que contiene ácido glicólico para una limpieza profunda de la piel. Reduce manchas, alisa arrugas, aporta luminosidad y unifica el tono. Un tratamiento imprescindible en el cuidado facial al menos una vez a la semana, y más aún si nuestra piel se está recuperando de las agresiones del verano.

Aplícalo sobre la piel limpia y seca, una vez a la semana, siempre por la noche. Déjalo actuar durante, al menos, 15 minutos y retíralo con abundante agua y a continuación aplica el Skin Factor como de costumbre. Te recomendamos ir incrementando el tiempo de actuación poco a poco para que tu piel se vaya acostumbrando, empezando por 15 minutos, especialmente si tu piel es sensible.

 

¡Si tienes cualquier duda sobre tus tratamientos deja tu mensaje!