¿Qué es el retinol? Te enseñamos a usar el activo que renueva tu piel

Si cada vez que buscas un nuevo cosmético te sientes como si la lista de los ingredientes que lees estuviera en otro idioma (¿qué es eso de niacinamida, centella asiática o aha?) venimos a ayudarte.

Hoy queremos hablarte de un activo que deberías conocer en profundidad porque es el momento de que empiece a formar parte de tu rutina de belleza. ¿No nos crees? Espérate a conocer las maravillas que hace en tu piel...

Amiga, te presentamos el retinol, un activo derivado de la vitamina A que pertenece a la familia de los retinoides. Pero, ¿por qué triunfa tanto este ingrediente que se va a ganar un hueco en tu repisa del baño? Porque es súper efectivo a la hora de mejorar el estado de tu piel y rejuvenecerla.

Lo más curioso es que cuando se empezó a usar, fue como tratamiento contra el acné. Una vez se vio que, como resultado, además de eliminar los granos y mejorar el aspecto de la piel, disminuía las arrugas, se extendió su uso a revertir los daños del fotoenvejecimiento (¡y es que te deja la piel increíble!).

Sérum de retinol

La lista de sus (increíbles) beneficios

Puede que el protector solar sea el cosmético por excelencia a la hora de mantener una piel joven y sana (y si no te lo estás echando a diario, ya es el momento de que cojas el hábito). El hecho de que haga de filtro entre la exposición a los rayos y nuestras células, consigue evitar que envejezcan prematuramente.

El retinol sería su match perfecto, un complemento ideal, ya que también se encarga de rejuvenecer pero de forma contraria (más que prevenir, se encarga de transformar).

A nivel visual reduce las líneas expresión y arrugas profundas, pero también mejora la apariencia al unificar el tono ya que reduce las manchas y aporta luminosidad.

Al mejorar la firmeza y la elasticidad de la piel, te encantará la textura de tu piel y lo jugosa que la notarás. Y además mejora el acné (¡recuerda que su función inicial era esta!), por lo que es también un aliado en esta época en la que las mascarillas nos la están jugando y hacen que nos salgan más granitos.

Así actúa en tu piel

Eso de que el retinol haga cambios desde dentro se consigue gracias a que es una molécula tan pequeña que llega a las capas más profundas de la epidermis y activa a las células desde el interior. Una vez ahí, es cuando despliega sus poderes antienvejecimiento:

-El retinol acelera el recambio celular, es decir, potencia el crecimiento de las células desde las capas internas de la epidermis. El primer sitio donde notarás sus efectos será en las arrugas, que las verás mucho más atenuadas.

Pero también mejora el aspecto de los poros (incluso de esos que ya habías renunciado a afinar porque son los mismos que has heredado de la nariz de tu padre). Despídete de un rostro con textura, tendrás la piel lisa y con el aspecto rejuvenecido de haber dormido 8 horas del tirón.

-Como estimula la formación de elastina, ácido hialurónico y colágeno (e inhibe a las enzimas que lo destruyen) esto se traduce en una piel más firme y elástica. Sí, dile adiós a la sensación de tirantez.

-Disminuye la actividad de melanocitos, que son las células que producen melanina. Este pigmento es el que forma las manchitas. En el caso de nuestro sérum Tinolvital esto se potencia con el extracto de Bellis Perennis (que se extrae de la margarita). ¿Resultado? Un tono unificado, la piel aclarada y luminosa.

-Al ser un activo que viene de los betacarotenos (las zanahorias son de las hortalizas con más concentración de ellos) y al igual que ciertas frutas, su poder antioxidante será una fantasía para tu piel. Proteger a tus células de los radicales libres.

-Para terminar, el retinol consigue que la secreción sebácea sea menor, que es por lo que resulta tan eficaz para pieles con acné. Funciona de la siguiente manera: si la piel está produciendo mucho sebo y hay muchas células muertas en la epidermis –recuerda que la exfoliación semanal es tu cita ineludible- es muy probable que el poro se obstruya y nos levantemos por la mañana con la clásica espinilla.

 

Rutina de belleza

Y ahora, ¿cómo lo tienes que usar?

Algunas de las dudas más frecuentes que puede que te surjan con el retinol es cuándo puedes empezar a utilizarlo y, sobre todo, cómo. Al ser un seborregulador, puedes recurrir a él en cualquier momento que tengas acné porque afina la piel y controla sebo (perfecto para quienes tienen este problema durante la adolescencia).

Ya que actúa sobre las arrugas, nuestro consejo es que esperes al final de tu veintena para dar comienzo a vuestra relación (que tiene que durar para siempre ❤️). Eso sí, no será igual con 20 que con 30 o 50 años. Con el tiempo podrás usarlo con más frecuencia -no solo una o dos veces a la semana- o buscar fórmulas más potentes.

A la hora de usarlo, déjalo para última hora del día, en concreto cuando te hayas desmaquillado y tengas la cara limpia. La razón de usarlo como tratamiento de noche es porque puede irritar la piel (y nadie quiere irse a la oficina con sensación de picor en la cara).

Después de que actúe durante la noche, al despertarte es el momento de que te limpies el rostro, apliques un buen cosmético hidratante y complementes el desayuno beauty con protección solar durante el día (tendrás que ser   constante con ella y usarla todo el tiempo que dure el tratamiento).

Antes de que empieces a probarlo, notes alguna reacción y decidas que el retinol no es para ti, tenemos que decirte que es un tratamiento progresivo. Las prisas no son buenas, por lo que solo deberías usarlo con más frecuencia confirme veas que tu piel lo tolera.

Nuestro consejo es que empieces aplicándolo en noches alternas (o incluso a diario una vez te hayas acostumbrado). Este periodo de adaptación al retinol es especialmente importante si tu piel es sensible, también deberías empezar de manera gradual espaciando las aplicaciones.

¿La parte positiva? Que como refuerza la función barrera de la piel, mejora su resistencia. Si ya te aconsejábamos que al día siguiente no faltara la crema o mascarilla para hidratar o nutrir la piel, en el caso de pieles sensibles con más motivo.

Aplica el sérum Skin Factor –nuestro producto ultrarregenerante- para evitar irritación de la piel y aprovechar la acción antiaging.

Retinol para principiantes

 


Como te decimos, el retinol puede ser algo irritante –sobre todo si no tenemos la piel habituada- por lo que no es tan gustoso como utilizar una crema hidratante. ¿Significa eso que no puedo usarlo si tengo el rostro sensible?

Siempre y cuando te des tiempo y lo uses sin prisa, terminarás habituándote. Aunque hay productos que están pensados para que las pieles sensibles puedan beneficiarse de los resultados de este superactivo como es el sérum Tinolvital de Segle Clinical.

Al estar formulado con un 3% de retinyl palmitato (una forma menos irritante), resulta perfecto para iniciarse con su uso incluso si tienes la piel sensible que no te causará ningún daño.

Dejar comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados