Blue Balance, el sérum que protege tu piel del móvil y el ordenador

Aunque no nos damos cuenta, nuestro estilo de vida se ve reflejado por completo en el aspecto de la piel (y más de lo que pensamos). La alimentación diaria, si hacemos ejercicio o la cantidad de tiempo que recibimos luz solar son factores que pueden pasarnos factura, ¡que se lo digan a nuestro espejo!

Incluso nuestro trabajo, más allá de la habitual agenda en la que aparecen reuniones o viajes, afecta de una forma que no sospechamos. Y es que nuestro cutis está constantemente recibiendo luz azul (o HEV).

La frecuencia con la que usamos el ordenador y el teléfono móvil son los dos principales culpables, esos focos ante los que estamos más cantidad de horas expuestas. Aunque reduzcamos el uso de los dispositivos, toca descartar por completo la opción de desconectar. Por suerte la industria cosmética se ha centrado en este problema -que cada vez es más común-, ayudándonos a combatir algunas de las consecuencias de nuestra exposición a las pantallas. ¿Quieres saber cómo?

Sérum Blue Balance

El enemigo invisible del cutis

Ya hemos hablado de cómo la luz azul se traduce en una piel apagada o incluso en la aparición de manchas, algunos de sus efectos más conocidos. Por suerte es posible evitarlos con un producto que quiere colocarse en el primer puesto de nuestra rutina de belleza. ¿Su objetivo? Crear una barrera que no solo combate el efecto de la luz azul en el cutis, sino que logra como resultado una piel hidratada. Es justo lo que consigue el sérum Blue Balance de Segle Clinical. Además de proteger de las pantallas previniendo el envejecimiento prematuro de la piel, su ‘cóctel’ de activos hidratan en profundidad y hacen desaparecer las rojeces. ¿Y lo mejor? Que es apto para todo tipo de pieles.

Unos ingredientes superpoderosos

Como comentábamos, es la composición la clave a la hora de tener una piel perfecta incluso delante del ordenador (‘efecto Wow’ hasta en tus videollamadas). Los prebióticos y probióticos son los encargados de reforzar la función barrera de la piel, ya que mejoran su sistema inmune (¿lista para presumir de superpiel?). Pero, ¿cómo conseguir ese resultado hidratado y jugoso a la vez? Es ahí cuando entra en juego el ácido hialurónico, que consigue dejar una textura suave por su capacidad de retener agua. Pero no es el único aliado de las células de la dermis. Si el ácido hialurónico se queda en un nivel superficial, la glucosamina potencia su producción en la zona de la epidermis. Es decir, piel hidratada no solo por fuera, ¡sino también por dentro! Lo que significa que verás las arrugas mucho menos marcadas.

 

Activos sérum Blue Balance

Ya que la vida moderna es una de las responsables del envejecimiento prematuro, no deja de ser curioso que ahora podamos combatir sus efectos con activos naturales que vienen… ¡del mar! Algo que se conoce como biotecnología azul al conseguir el activo a partir de la producción de organismos marinos de una forma sostenible. La protagonista es la espirulina, un alga cuyos beneficios no nos cansamos de descubrir, y que es otro de los componentes que aparecen en el sérum. Lo que consigue el extracto de superpoder antioxidante -retrasando el envejecimiento- es oxigenar la piel y también protegerla de la luz azul, al reparar sus efectos en el ADN de las células, y actuando como escudo protector.

Si todavía no te habíamos convencido de que con este sérum no volverás a preocuparte por ver tu serie favorita en el ordenador, contestar a las cadenas de mails o ponerte al día en el grupo de Whatsapp con tus amigas, el ‘efecto buena cara’ inmediato también se consigue gracias a dos componentes más. En primer lugar por la niacinamida, que calma las rojeces, alivia la inflamación y reduce la pigmentación amarillenta. La otra mejor amiga de tu piel será la gluconolactona, un suave exfoliante que sirve incluso para cutis más sensibles o con rosácea, acné y atópicos.

¡Con una piel tan bonita, hasta podrás prescindir de la base de maquillaje!

Dejar comentario

Todos los comentarios son revisados antes de ser publicados